Universidad y Sociedad del Conocimiento – ¿Es el e-learning la única respuesta? Volumen 2

1. Introducción General

La investigación que presentamos en este informe pretende profundizar en la línea que se inició en el año 2007 con el proyecto A/5049/06: Universidad y sociedad del Conocimiento. ¿Es el e-learning la única respuesta?1 En este momento presentamos los resultados de la segunda etapa de una investigación desarrollada en el contexto de la RED UNISIC2 realizada con el auspicio de AECID durante el año 2008.

UNISIC (Universidad para la Sociedad del Conocimiento), nace como necesidad de estudiar y repensar el lugar de las universidades, específicamente en su tarea de enseñanza, en el contexto social en el que vivimos. Se genera a través de la unión de un grupo de universidades iberoamericanas preocupadas y ocupadas en el desafío de enfrentarse a la llamada sociedad del conocimiento. Con la coordinación de la Universidad de Santiago de Compostela (España), está compuesta por: Universidad de Los Lagos (Chile); Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca (Bolivia); Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) y Universidad Autónoma Juan Misael Saracho de Tarija (Bolivia).

En el contexto de la llamada sociedad red extraordinariamente esbozada por Castells (1997), quizás sea redundante volver a explicitar las ventajas de construir redes de trabajo y estudio que potencien las posibilidades y ayuden a solventar las debilidades en las instituciones, en este caso educativas. El objeto propio de conocimiento en el que estamos involucrados, también genera desde el comienzo la necesidad de constituirse en red para reforzar la idea de su importancia en el nuevo orden social el que vivimos.

Por esta razón, el conjunto de profesionales, agrupados en la RED UNISIC, estamos convencidos de la importancia de esta cuestión y por ello también nos enfrentamos al desafío de participar en un nuevo tipo de organización que rompe con las barreras de tiempo y espacio para construir conocimiento. La tarea no está siendo sencilla, son diferentes las culturas de trabajo que nos preceden, son diferentes también los contextos en los que estamos acostumbrados a interactuar. Pero nos une la convicción de que todos estamos aportando en este contexto social y que son justamente estas diferencias las que están enriqueciendo el proceso.

Como espacio de diálogo, la RED UNISIC ha permitido generar relaciones de colaboración, poner en común recursos, desarrollar actividades en beneficio de los participantes, ampliar y estrechar vínculos, crear sentido de pertenencia, socializar conocimientos, experiencias y saberes, reconstituir la confianza social y establecer relaciones de intercambio y reciprocidad.

El punto de partida de nuestro trabajo es la convicción de que son insuficientes las respuestas que se están dando a la problemática de la sociedad del conocimiento en la mayor parte de las instituciones públicas hasta el momento, y luego, lo es la preocupación por el papel que están jugando las universidades en el contexto en el que nos toca vivir.

Por todos es conocido que las universidades, y otras instituciones de Educación Superior se encuentran hoy en día ante el desafío de enfrentarse a las demandas provenientes de la Sociedad de la Información y el Conocimiento (SIC). En el caso  concreto de América Latina este desafío supone construir puentes que permitan cruzar la llamada “brecha digital”, otro síntoma más de pauperización de sus regiones. En Europa, se trata de analizar su lugar en la economía del conocimiento, reconociendo y modificando sus características identitarias. Las políticas que devienen de la convergencia, están regulando un conjunto de actuaciones que atienden a estas cuestiones y tienen como llaves significativas, en el sector público de la reforma, las ideas de transformación, modernización, innovación, empresa, dinamismo, creatividad y competencia. De allí que las instituciones de educación superior y la enseñanza que se desarrolla en su seno, hayan sufrido cambios sin precedentes en la historia.

Las respuestas que se están dando a estas necesidades de cambio, en general y según muestran diferentes investigaciones , se refieren a la inclusión en las estructuras “tradicionales” de un “campus virtual” o de una plataforma de gestión de contenidos, cualquiera que ésta sea, como sumatoria a las propuestas ya vigentes. Creemos que es una respuesta parcial e insuficiente frente a la complejidad del problema al que nos enfrentamos.

Partimos de la idea de que estas respuestas son parciales, en la medida en que enfrentarse a los retos impuestos por la continua aceleración de los cambios sociales requiere tanto repensar las propuestas de formación que se desarrollan en las instituciones de educación superior, como también adaptar su organización y enseñanza a los nuevos entornos. Los análisis realizados tanto en el Consorcio-red de Educación a Distancia (CREAD), como en el Centro Interuniversitario de Desarrollo (CINDA) y en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), coinciden en señalar una insuficiente integración de la Universidad a las demandas de la SIC.  Ahora bien, académicos de las universidades de todo el mundo, y en especial del espacio iberoamericano, se quejan de disponer de insuficiente formación en metodologías y herramientas que posibiliten recursos frente a los nuevos desafíos. Esta situación tiene su correlato en aplicaciones parcializadas, incompletas, escasamente integradas en la planificación estratégica institucional, gastos excesivos, etc., entre otros alarmantes síntomas. Todo esto ha llevado a una percepción limitada del concepto de inclusión digital y a entender la brecha digital como un todo, sin analizar sus diferentes dimensiones (estratégicas y operativas). Esta situación está generando insuficientes análisis de la información disponible, que si bien es realmente amplia, adolece de una lectura precisa de los indicadores existentes y del significado de los efectos de la brecha digital en la enseñanza universitaria.

Este conjunto de ideas es el que nos llevó en su día a plantear el proyecto –de cuya segunda etapa damos cuenta en este informe- dirigido a indagar acerca de las posibilidades, dificultades y límites a los que se enfrentan las instituciones de Educación Superior (y en particular, las involucradas en el proyecto), cuando pretenden encarar los desafíos que impone la sociedad del conocimiento, e idear proyectos de acción pertinentes a cada uno de los contextos.

Durante el primer año de trabajo se han realizado las siguientes acciones y conclusiones del trabajo realizado:

 

  1. Se ha creado una red cuyo trabajo se centra en la reflexión, actualización, investigación y confrontación sobre la temática que nos convoca: Universidad y sociedad del conocimiento. La red UNISIC tiene un sitio web que se propone ser un espacio de comunicación y de difusión de información actualizada sobre esta temática (http://stellae.usc.es/unisic)
  2. El trabajo realizado en el contexto de la red, ha permitido un mayor compromiso con el objeto de conocimiento, confrontando y consolidando ideas, propuestas, proyectos en un marco compartido y colaborativo. Se propone que la experiencia de trabajo en esta Red en particular se traslade a otros espacios institucionales que ayuden a compartir información y construir conocimiento en conjunto.
  3. El trabajo realizado durante el primer año, a través de dos reuniones presenciales (una en Santiago de Compostela y otra en Córdoba –Argentina) y de la plataforma web que posibilitó el trabajo colaborativo, ha permitido concretar algunas ideas de base que nos ayudan a continuar trabajando con niveles de cada vez mayor profundidad. El diagnóstico realizado a través de la aplicación de un cuestionario on-line a una muestra de profesorado de cada universidad participante en la red, ha arrojado luz acerca de las condiciones en las que se encuentran las instituciones y ha dado pistas acerca de las tomas de decisiones necesarias para hacer frente a la problemática que nos planteamos.

Entre algunas conclusiones podemos adelantar:

 

  1. El conjunto de las universidades ha priorizado la dotación de hardware y las condiciones materiales de integración a la SIC, más que la planificación estratégica de las integración de estos espacios institucionales a la misma. No ha abundado una profunda reflexión de los cambios a todo nivel que esto puede implicar: organizativo, curricular, laboral…
  2. En el conjunto de las universidades se observa una urgente necesidad de ayudar al profesorado a repensar su trabajo desde las claves que imponen las nuevas condiciones sociales y económicas. Esto puede verse como la necesidad de un proceso formativo de hondo calado que en cada contexto podrá tomar una forma diferente respetando las idiosincrasias de cada uno.
  3. Se visualiza, tanto por parte del profesorado como por parte de la propia institución a través de sus políticas de dotación, una tendencia a mantener el mismo tipo de estructura de propuesta de enseñanza. Parece que todo tiende hacia una propuesta dominante: el modelo trasmisivo de enseñanza, a través de la figura del profesor. Esto se manifiesta tanto en el tipo de tecnología que se utiliza, como en los materiales o las disposiciones de tiempo y espacio de la actividad docente…
  4. Se visualizan dificultades en la circulación de la información. Cuando en este contexto socioeconómico el problema es su abundancia, el conjunto del profesorado manifiesta desconocimiento en relación a los medios de que se dispone y a las posibilidades que estos ofrecen.

El trabajo del segundo años (que presentamos en este informe), se propuso continuar con la indagación acerca de las posibilidades y dificultades con las que se enfrentan las Universidades cuando pretenden encarar los desafíos que impone la SIC, e idear proyectos de acción pertinentes a cada uno de los contextos. La información obtenida a través del trabajo de diagnóstico realizado nos ha permitido obtener una información global y general de la situación en la que se encuentra cada universidad con respecto al problema que abordamos. Esta información global y general de la situación de partida, ha permitido reconocer nudos problemáticos comunes y particulares que en estos momentos son necesarios de profundizar, con el fin de ir acotando y determinando una mirada cada vez más profunda de la realidad que queremos abordar.

Por lo tanto, se propuso la continuidad a través de un estudio de casos, de tipo cualitativo, para permitir describir, analizar y comprender las características particulares que adquieren las prácticas de enseñanza, en modalidad e-learning, en cada contexto.

En cada universidad participante se seleccionó un caso en donde la utilización de la plataforma de enseñanza virtual esté utilizada de manera privilegiada.

La pertinencia de esta selección está basada en la hipótesis de que, si las políticas universitarias han optado por priorizar estos espacios, es importante estudiar cómo se están utilizando, con qué criterios se están combinando con las experiencias anteriores, qué dificultades encuentra el profesorado… En suma, el estudio realizado en esta segunda etapa, nos ha proporcionado una idea focalizada en profundidad para comprender qué está sucediendo en cada contexto.

Los casos seleccionados son de varios tipos, según se verá en cada capítulo correspondiente y su selección dependió de las características particulares de cada contexto. En ese marco, nos propusimos describir, analizar, comprender y ayudar a transformar, las prácticas de enseñanza, las experiencias previas y la formación en entornos virtuales de enseñanza y aprendizaje. Como veremos en el informe que presentamos, el trabajo ha sido arduo. En cada universidad se trabajó con casos paradigmáticos, que permitiese analizar la situación en cada contexto atendiendo a sus particularidades. Por lo tanto, hay diferencias en el abordaje que devienen del respeto por las características que adopta cada contexto. Siempre el objetivo de base está dado por la profundización del conocimiento de la situación de cada uno y en las posibilidades de que este conocimiento redunde en la toma de decisiones pertinente para el apoyo del crecimiento de las instituciones. El hecho de que muchos miembros de los equipos latinoamericanos estén ocupando cargos de gestión proporciona bases sólidas para esta cuestión.

El informe que presentamos en este momento, está organizado del siguiente modo: una parte general, en donde se incorporan, los antecedentes, marco teórico y la metodología de investigación seleccionada junto con los criterios de selección de diferentes instrumentos utilizados en cada contexto. Y una segunda parte en donde se desarrollan los estudios de caso construidos por los equipos participantes de cada universidad. Por últimos se esbozan conclusiones y un análisis de las actuaciones realizadas durante el año, atendiendo al logro de los objetivos propuestos en el proyecto presentado.

1 Ver informe de esa investigación en http://stellae.usc.es/unisic/informes/Informe_final_proyectoADefinitivo.pdf
2 http://stellae.usc.es/unisic