Los procesos de acreditación en el desarrollo de las Universidades

El tema del aseguramiento de la calidad ha tomado importancia decisiva en los últimos años a nivel internacional. Ello básicamente a partir del aumento de cobertura de los sistemas de educación superior y de la significativa diferenciación producida con diversos niveles y una participación creciente del sector privado. Por otra parte, la necesidad de garantizar la calidad de las instituciones y los programas surge de los procesos de cooperación e integración desarrollados para facilitar la circulación de profesionales y técnicos en espacios comunes.
Los grandes avances del conocimiento, los nuevos modelos de desarrollo y el extraordinario crecimiento y cambio producidos en las instituciones de educación superior, requieren de mecanismos de aseguramiento de la calidad tanto de las instituciones académicas como de los programas y carreras ofrecidos, con el fin de garantizar la fe pública en cuanto a que su calidad cumple con los estándares mínimos establecidos por las agencias nacionales de acreditación, en las que el Estado ha delegado la potestad de evaluación y acreditación.
Los sistemas universitarios de los países han experimentado, en particular a partir de la segunda mitad del siglo pasado, importantes cambios cuantitativos y cualitativos, lo que ha suscitado de manera creciente una mayor exigencia social por mejorar y asegurar la calidad tanto de las instituciones académicas, como de sus programas de pre y postgrado.
Al analizar los proyectos universitarios, se observa como objetivo común mejorar la calidad y pertinencia de los servicios prestados.

La definición de calidad como la combinación de un elemento de consistencia interna (ajuste de los propósitos institucionales declarados), con uno de consistencia externa (ajuste a los requerimientos establecidos por la comunidad académica o disciplinaria correspondiente), permite valorarla en relación con los fines declarados por la institución.
La misión de las instituciones de educación superior está orientada a la formación del estudiante, tomando en consideración su desempeño personal, los requerimientos del medio externo –entendiendo por este la comunidad disciplinaria, el medio laboral y las demandas del desarrollo productivo– y su inserción provechosa en el medio social. Cada una de ellas, atendiendo en particular a la gran diversidad y heterogeneidad de modelos y tamaños existentes, tiene sus propios fines y objetivos declarados en su proyecto educativo. La verificación de la realidad de su quehacer académico y su relación con dichos fines y propósitos es uno de los principales criterios de su evaluación.
La acreditación es uno de los procedimientos de aseguramiento de la calidad de la educación superior más extendido en el mundo. Su objetivo es dar fe pública de cumplimiento de los estándares establecidos, tanto para las instituciones como para sus programas académicos.
La metodología usada en la inmensa mayoría de los sistemas de aseguramiento de la calidad, comprende tres procesos: el de autoevaluación, el de evaluación externa por pares, y la acreditación formal de la institución o programa, efectuada por la agencia acreditadora. Comienza a visualizarse la necesidad de introducir nuevos métodos en los procesos de autoevaluación en el marco del establecimiento de los estándares básicos. La discusión académica sobre estas nuevas modalidades que permitan construir estándares comunes de autoevaluación constituye una necesidad de cara a los procesos de convergencia en la región y en el mundo.
En los últimos años se han realizado diversos seminarios y eventos internacionales para analizar en términos generales los propósitos y orientaciones de los procesos de evaluación y acreditación, examinar los roles y responsabilidades de las agencias nacionales y definir mecanismos y procedimientos al respecto.
Teniendo como telón de fondo la experiencia acumulada tanto en Europa como en América Latina sobre los aspectos enunciados y a luz de los recientes procesos de acreditación y de programas, CINDA, a la Universidad de los Andes al IESALC les pareció conveniente realizar un seminario internacional que se desarrolló en la sede de la Universidad de los Andes, Bogotá, Colombia, en julio de 2004 con los objetivos siguientes:
1. 1. Conocer, analizar y evaluar comparativamente el grado de desarrollo de los sistemas y procesos de aseguramiento de la calidad universitaria en América Latina.
2. 2. Analizar comparativamente la dinámica de la evaluación de Europa y América Latina de cara a los procesos de integración.
3. 3. Examinar los cambios producidos en las universidades por los procesos de evaluación y acreditación, en cuanto a la detección y corrección efectiva de las debilidades detectadas, en la identificación de los cambios necesarios a su funcionamiento interno, así como a su vinculación con el medio externo.
4. 4. Analizar la relación producida entre las instituciones acreditadoras y las de educación superior, sus expectativas mutuas, los mecanismos de interacción existentes y los grados de satisfacción de dichas expectativas.
5. 5. Analizar el borrador del programa de autoevaluación de los programas de educación superior formulado por el IESALC
Considerando los excelentes trabajos desarrollados, tanto desde un punto de vista conceptual como empírico, a las entidades organizadoras les ha parecido oportuno editar y publicar este libro que contiene los principales estudios y experiencias presentados en el referido seminario internacional.
La coordinación del proyecto y la edición del libro han estado a cargo de Iván Lavados, Director Ejecutivo de CINDA.
Enero de 2005

Descargar Documento (pdf)